Collection: CHACHACHA

El chachachá es un género de la música cubana cuya creación ha sido tradicionalmente atribuida al compositor y violinista cubano Enrique Jorrín, quien comenzó sus estudios de violín en el Conservatorio Municipal de la Habana. Inició su carrera musical como violinista de la orquesta del Instituto Nacional de Música, bajo la dirección de González Mantici. Ingresó a la orquesta danzonera de los Hermanos Contreras, en el año 1941: posteriormente se vincula a la orquesta de Arcaño y Sus Maravillas, y a principios de los años 50 del siglo XX se vincula a la orquesta América de Ninon Mondéjar. 

Según el testimonio del propio Enrique Jorrín, él compuso algunos danzones en los que los músicos de la orquesta debían cantar cortos estribillos, y ese estilo recibió una gran aceptación por parte del público. En el danzón «Constancia», introdujo algunos montunos y la audiencia se sintió motivada a cantar los estribillos. Jorrín pidió a los miembros de la orquesta que cantaran al unísono, de manera que la letra pudiera ser percibida más claramente y causara un mayor impacto en el público. Ese estilo de música contribuyó también a enmascarar las imperfecciones vocales de los miembros de la orquesta.

En 1948, Jorrín cambió el estilo de una canción del mexicano Guty Cárdenas llamada «Nunca», componiendo una parte separada para el Trío o Montuno del Danzón; y, en 1951 compuso el famoso chachachá «La Engañadora». Jorrín notó que la mayoría de los bailarines tenían problemas para bailar al compás de los ritmos muy sincopados y por ese motivo simplificó la textura musical de sus piezas, tratando de utilizar la menor sincopación posible. El nuevo estilo del chachachá nació de aquellas melodías que resultaron muy fáciles de bailar para el público​

Desde su creación, la música del chachachá tuvo una estrecha relación con los pasos de baile conectados con este estilo. El conocido nombre de chachachá surgió con la ayuda de los bailarines del Club Silver Star en La Habana. Cuando la danza se acoplaba al ritmo de la música, se ponía en evidencia que los pies de los bailarines producían un peculiar sonido al rozar el piso en tres golpes sucesivos. Era como una onomatopeya que sonaba como: «chachachá». De esos sonidos rítmicos nació un nuevo género que motivó a muchas personas a bailar al son de su ritmo a través de todo el mundo. (WIKIPEDIA)​

3 products
  • PASO DE TI
    Regular price
    €5,00
    Sale price
    €5,00
    Regular price
    Unit price
    per 
    Sold out
  • NUESTRO SON
    Regular price
    €5,00
    Sale price
    €5,00
    Regular price
    Unit price
    per 
    Sold out
  • ENAMORADO DE VALENCIA
    Regular price
    €5,00
    Sale price
    €5,00
    Regular price
    Unit price
    per 
    Sold out